¿Qué tipos de cerraduras existen?

La seguridad en el hogar, en el trabajo, en una residencia de vacaciones, en un hotel, suele ser uno de esos puntos que siempre suelen preocuparnos. El gesto de comprobar que la puerta queda bien cerrada al irnos de la oficina o al irnos a la cama es algo de lo más habitual, pero ¿cómo podemos saber si  el tipo de cerradura que tenemos es el adecuado?

Existen distintos tipos de cerraduras que cada una de ellas tiene un sistema de funcionamiento distinto y están dirigidas para un determinado tipo de puerta y una determinada estancia.

A continuación, te vamos a hablar acerca de los distintos tipos de cerraduras que existen y que se comercializan en la actualidad, para que puedas conocer cuál es la que mejor se adapta a ti, si estás pensando en cambiar la cerradura de tu negocio u hogar.

¿Cuáles son los distintos tipos de cerraduras que podemos encontrar en el mercado actualmente?

En la actualidad, podemos decir que se están comercializando más de 6 tipos de cerraduras distintos. Cada uno de ellos se caracteriza por una forma de instalación y ofrece unas prestación que se adaptan al lugar en el que la queramos colocar.

tipos de cerradurasVamos a mencionar algunos de los modelos de cerraduras más comunes:

Cerraduras multipunto

Este tipo de cerradura multipunto, es una de las líderes en cuanto a seguridad se refiere. Están compuestas por varios anclajes en distintos lugares de la puerta, lo que hace que tenga más seguridad y sean complicadas de forzar.

Además, suelen ser un obstáculo para las palancas por la distribución y diseño de sus anclajes. En función del tipo de cerradura multipunto que elijamos tendrá más o menos puntos de anclaje.

Las cerraduras multipunto se suelen instalar en puertas macizas, acorazadas o blindadas, aunque también las podemos colocar en otro tipo de puerta.

Cerraduras tubulares

Este tipo de cerradura es muy similar a un picaporte. Una de las ventajas que nos ofrece este tipo de cerradura es que se pueden cerrar desde el interior con tan solo pulsar un botón.

Las cerraduras tubulares impiden que terceras personas puedan acceder a un baño o habitación sin pedir permiso. Si quieres tener intimidad y evitar que nadie te moleste, tan solo tendrás que pulsar el botón desde el interior de la habitación o estancia y no tendrás problema.

Estos tipos de cerraduras se suelen instalar en las puertas de habitaciones o baños, ya que son estancias que precisan de cierta intimidad. Las cerraduras tubulares no solo se pueden colocar en casa, sino que se pueden utilizar en lugares públicos como instituciones, centros comerciales, supermercados…etc.

Cerraduras embutidas

Este tipo de cerraduras suelen ser las más habituales en las puertas de entrada a la mayor parte de los hogares. Se puede decir que suelen ser la cerradura principal, al a que luego se le pueden añadir otro tipo de cerraduras de tal forma que aumentemos la seguridad de nuestra puerta.

Este tipo de cerraduras tubulares se encuentran empotradas en la propia puerta, de tal forma que podamos visualizar el lugar por el que tenemos que introducir la llave.

Estos tipos de cerraduras se suelen instalar en puertas exteriores de madera o metálicas, dependiendo de la estancia y de la usabilidad de esta. Suelen ofrecer muy buenos resultados.

A través del pestillo que presenta la cerradura, podemos hacer que la puerta se quede bloqueada o abierta. Para desbloquearla solo es necesario introducir su llave y volverá a estar activa.

Es aconsejable, si decides instalar este tipo de cerradura en alguna de las estancias de tu hogar, que cuente con un sistema antibloqueo y antibumping, de tal forma que aumente la seguridad de la misma, y que para los ladrones no quepa posibilidad alguna de manipulación.

Cerraduras cilíndricas o de perfil europeo

Reciben este nombre porque la pieza central del mecanismo es un cilindro con bombín de pera, en el cual se introduce la llave para abrir y cerrar. Suelen ser muy habituales en los hogares.

Gracias a las novedades que se han introducido en este sector del mercado, podemos adquirir este tipo de cerraduras con sistemas antibumping para evitar que los ladrones fuercen nuestra puerta. Con la incorporación de este sistema antirrobo estos tipos de cerraduras se han vuelto más seguras y más demandadas.

tipos de cerraduras

Cerraduras de gorjas

Este tipo de cerradura también recibe el nombre de cerradura de borjas. Este modelo de cerradura hasta hace un tiempo era una de las más seguras, por lo que tuvo mucho éxito. A medida que ha ido pasando el tiempo han caído en el desuso.

Una de las particularidades de estos tipos de cerraduras era que tenía unas llaves con un tubo o espiga largo y acabada en un diente que encajaba en la cerradura. Este tipo de llave era muy grande, por lo que llevarla en el bolsillo del pantalón solía ser bastante incómodo, por lo que, este fue uno de los motivos que despertó que se dejaran de instalar.

Bombillos de seguridad antibumping

Se trata de un tipo de cerradura de alta seguridad. Tiene componentes internos de alta durabilidad y tienen pasadores internos adosados a un cuerpo y rotor. La extracción de este tipo de cerraduras es muy dificultosa, ya que debido a su alta seguridad, no se lo pone fácil a ningún ladrón que intente venir asaltarnos.

Este tipo de cerraduras, se caracteriza porque para replicar las llaves, necesitamos un código de seguridad, es decir, no puedes duplicarla sin más, sino que están codificadas.

Los bombillos de seguridad antibumping son uno de los sistemas más recomendables para hogares y lugares en los que las pertenencias que haya detrás de la puerta sean de un gran valor.

Cerraduras de sobreponer

Las cerraduras de sobreponer se suelen instalar en las puertas exteriores de viviendas o fincas. Se colocan en la parte interna de la puerta, lo que hace que gran parte de la cerradura quede expuesta.

Es recomendable instalar sistemas anti palanca para evitar que los ladrones puedan entrar en la vivienda u estancia. Estos tipos de cerraduras, podemos decir que son menos seguras que las que hemos mencionado con anterioridad, pero si le incorporamos un sistema adicional de seguridad podemos evitar que nos den un buen susto.

Cerraduras invisibles

Estos tipos de cerraduras invisibles es uno de los más nuevos y los resultados son bastante favorables. Que los ladrones puedan violar la seguridad de este sistema de cierre es prácticamente imposible.

Si estás buscando un sistema de seguridad que deje tu negocio o vivienda totalmente protegido, las cerraduras invisibles serán una de tus mejores aliadas. Es la idónea para combinarla con un sistema de cerradura cilíndrica.

Estos tipos de cerraduras se abren y se cierran a través de un mando. Para aumentar la seguridad, los códigos se suelen actualizar en cada uso, lo que hará que si vienen a robarnos, el hecho de conseguir los códigos sea muy complejo.

Cerrojos y cerrojos antibumping

Si quieres aumentar la seguridad de tu vivienda o negocio porque tienes instalada una cerradura de las de toda la vida, el colocar un cerrojo antibumping aumentará en gran medida el sistema de seguridad de tu puerta.

La gran mayoría de estos modelos cuentan con un botón, el cual impide que otras personas puedan abrir, siempre que el sistema este activo. Otros modelos cuentan con una pequeña cadena de seguridad que va anclada al cerco de la puerta o a la pared, lo que también hará que aumenten las medidas de seguridad.

tipos de cerradurasCerraduras electrónicas o digitales

Estos tipos de cerraduras son los más innovadores en el mercado, aunque realmente llevan más tiempo conviviendo con nosotros. El ejemplo más claro está en la primera vez que abriste la puerta de un hotel con una tarjeta a través de un lector.

Las cerraduras electrónicas no se suelen instalar en viviendas, suelen estar en garajes, lugares públicos, o como hemos dicho antes, en hoteles. A largo plazo se espera que más de un hogar cuente con este sistema de apertura y cierre.

Estos tipos de cerraduras se pueden activar de diferentes maneras, las más conocidas son las tarjetas, la cual se introduce en un lector y la cerradura se abre automáticamente. También existen otros sistemas como la huella o el código digital que hace que se accione la cerradura. Estos modelos de cerradura, aunque parecen inseguros, tienen un sistema de bloqueo que se acciona una vez que cerramos la puerta y evita que nadie acceda desde el exterior.

De aquí a unos años, los sistemas de apertura y cierre de las puertas que tengan instalado estos tipos de cerraduras, seguramente los puedas activar y desactivar a través de una app del móvil o con tu simple presencia. La tecnología del futuro poco a poco se irá instalando entre nosotros.

Estos son algunos de los tipos de cerraduras más habituales en el mercado, ¿ya sabes cuál es el tuyo? Si todavía te ha quedado alguna duda acerca de alguno de estos modelos de cerraduras, ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte y asesorarte a la hora de elegir un tipo de cerradura para tu hogar o negocio. ¡No lo pienses más y consúltanos!

Recent Posts